Santa Cecilia

El 22 de Noviembre, la iglesia conmemora la muerte de Santa Cecilia, una  de las santas romanas más celebres. Según la leyenda, Cecilia, una jóven patricia romana es obligada a casarse por su familia, con el noble romano Valerio.

Cecilia que había hecho voto de castidad, convierte a Valerio, que recibirá el bautismo junto con su hermano Tiburcio. Ambos jóvenes fueron por ello condenados a muerte y Cecilia fue martirizada.

En ninguno de los textos más antiguos que narran la vida de la santa, (los primeros documentos datan del siglo V d.c.) menciona ningun atributo musical. Parece ser, que esta Cecilia música, tuvo su origen en la Edad Media como consecuencia de una inexacta interpretación de la antífona de su pasión, y más concretamente la frase: “Cantatibus organis Caecilia in corde suo soli domino decantabat..” (al son de los instrumentos, Cecilia invocaba en su corazón sólo a Dios).

En la antífona se eliminó "in corde suo", desvirtuando la frase, además, se interpretó el término "organis" con el órgano, a pesar de que hace referencia a cualquier tipo de instrumento sea o no musical. Así nació la creencia popular, propiciada por la tradición cristiana, de la afición musicas de la santa.

Este error, originó que se convirtiera en patrona de los músicos, de los fabricantes de instrumentos, de la música sacra, y más generalmente, representante del espíritu mismo de la música.

Será a partir del siglo XV, cuando comience a recibir con mayor frecuencia un instrumento musical como atributo. En principio aparecerá con un órgano, pero pronto los artistas le pusieron todo tipo de instrumentos. Siendo quizás los artistas, pintores, escultores, también los músicos que compusieron obras en su honor, los que más contribuyeron a la hora de divulgar la creencia de Cecilia como música.

Cecilia será representada sobre todo, como una jóven que toca o tiene cerca de sí un instrumento musical. A menudo, suele olvidar la ejecución de su instrumento, con la mirada elevada al cielo, atenta a la escucha de la armonía celestial. Con frecuencia se la representa acompañada de ángeles músicos que le acompañan con sus instrumentos musicales, o que sirven de púlpito, sosteniendo un cuaderno de música.

En esta presentación puedes apreciar algunas obras pictóricas con el tema de Santa Cecilia.

La música que acompaña la presentación es el Aria "The soft complaining Flute", dela "Oda para el día de Santa Cecilia" de Haendel.  Interpretada por la soprano Felicity Palmer, con el Concentus musicus Wien, bajo la dirección de Nikolaus Harnoncourt.

La primera fiesta musical en su honor de la que se tiene registro, se realizó en Evreux, Normandiahacia1570.Parte de la celebración revistió la forma de un torneo entre los compositoresyOrlando di Lassus (compositor flamenco, 1530-1594), figuraba entre los que obtuvieron premios.

En Londres a partir de 1683, se comenzó a celebrar el día de Santa Cecilia, encargando a los músicos más destacados, composiciones para la ocasión:Purcell, Haendel,etc. Desde 1905 y bajo los auspicios de la Musician’s Company, adquirió la importancia que actualmente posee. 

Muchas Sociedades Musicales, desde principios del siglo XVI en adelante, tomaron el nombre de la patrona de la música, como la que fundó el músico  Pierluigi de Palestrina que aún existe actualmente y tiene gran importancia.

En 1966, el papa Pablo VI eliminó del calendario litúrgico, un serie de  santos cuya existencia no estaba comprobada, estando entre ellos Santa Cecilia, sin embargo se sigue celebrando el 22 de noviembre el día de la música.